Retiro gratis en oficina Babytuto
10 días para cambios y devoluciones
Servicio al cliente: Chat
Tu carro está vacío
No se puede cargar tu carro en este momento.

¿Sabías qué?

La estimulación infantil es la repetición sistemática y secuencial que refuerza las áreas neuronales de un bebé. Se logra a través de una serie de medios, actividades, juegos, técnicas y otros recursos que tienen como objetivo potenciar el óptimo desarrollo del cerebro de los niños en la primera infancia, desde el nacimiento hasta los 8 años.

¿Cuál es la importancia de la estimulación temprana?

La estimulación en los primeros años de vida de un niño es fundamental para su crecimiento y desarrollo, ya que repercute en su desarrollo físico, emocional, social y cognitivo.

El cerebro y su plasticidad

El objetivo de la Estimulación Temprana es desarrollar al máximo las capacidades físicas, cognitivas y socio-afectivas de los niños, sin compararlos ni presionarlos y por ningún motivo acelerar sus procesos de crecimiento.

0-3 meses

Desde recién nacido puedes estimular a tu bebé para que pueda desarrollar las competencias necesarias que más adelante le permitirán tener un desarrollo emocional, motriz y físico acorde a su edad.

3 a 6 meses

A esta edad tu bebé está empezando a comprender el mundo y a interactuar, por esto es aconsejable jugar con él, estimularlo e invitarlo a seguir descubriendo el mundo.

6 - 12 meses

En esta etapa se producen los grandes descubrimientos, el bebé siente gran curiosidad y necesitará estímulos que lo animen a desplazarse de un lado a otro, agarrar objetos, descubrir la relación causa-efecto y comunicarse.

12 - 18 meses

Después de cumplir un año los niños son muy activos y cada vez tienen más control sobre su cuerpo. Por eso, en este semestre es clave el desarrollo de la motricidad gruesa y el lenguaje.

2 - 3 años

A esta edad aprenden jugando. Así, pueden tomar sus propias decisiones y desarrollar la creatividad.

La estimulación refuerza el vínculo emocional

Si los padres estimulan el lado emocional, lograrán que las actividades de desarrollo motriz, la concentración e incluso el lenguaje tengan resultados positivos y significativos para el crecimiento del bebé.

El desarrollo emocional del niño

Durante el transcurso de la vida emocional es preciso promover el desarrollo de conductas que entre sí, permiten el equilibrio emocional.

La estimulación a través del juego

El juego no sólo trae beneficios en el desarrollo de habilidades motrices básicas, además es una gran instancia para aprender habilidades blandas que serán fundamentales en su vida adulta.

La estimulación musical en los niños

La educación musical temprana, es decir, en niños de 2 a 5 años, tiene como objetivo el descubrimiento y desarrollo de las capacidades expresivas, musicales y psicomotoras del niño.